Oruga procesionaria


¿Qué es una procesionaria?

Es una oruga científicamente denominada Thaumetopoea pityocampa, cuyo cuerpo esta recubierto de finos pelos que contienen una toxina llamada Thaumatopina. A este tipo de oruga también se la conoce cómo procesionaria del pino ya que habita principalmente en pinares, aunque puede sobrevivir en cedros y abetos.

Cuando llega la primavera, o finalizando el invierno (desde Febrero a primeros de abril), las orugas descienden en fila al suelo, de ahí el nombre de Procesionaria; se entierran y crisalidan dentro de un capullo

De las crisálidas surgen en verano las mariposas que se aparearán dando comienzo a un nuevo ciclo.

¿Cómo puede la procesionaria hacer daño a nuestro perro?

Aunque parezca una oruga pequeña e inofensiva, es altamente peligrosa ya que los pelos que la recubren contienen una toxina. Nuestros perros pueden verla caminando por el suelo o intentando subir a un árbol, algo muy curioso ya que es un pequeño “bicho” moviéndose, lo que despertará su curiosidad.

Cuando intentan olerla, morderla, chuparla o simplemente se rozan con ella…. la oruga desprende sus pelos con la toxina, lo que produce que nuestros perros se intoxiquen de inmediato con las graves consecuencias que ello conlleva.

¿Qué hacer si a tu perro le pica una procesionaria?

Lo primero es no perder la calma, busca agua limpia y lava la zona afectada (si es agua templada mejor, si no, simplemente agua limpia). Una vez limpiada la zona, acude inmediatamente a un veterinario para que le administren corticoides de rápida acción, lo más probable es que se los administren mediante una vía, ya que es la forma más efectiva si se busca rapidez.

El principal problema de este tipo de picaduras es la inflamación, nuestro perro podría morir asfixiado (sin exagerar, es algo muy común en estas picaduras). Los corticoides ayudarán a prevenir y tratar la inflamación, aunque dependiendo de la gravedad de la picadura, es posible que algunas zonas queden con necrosis.

Resumiendo, lo más importante en estos casos es la rapidez con la que tratemos a nuestro perro. Lavar bien la zona afectada y acudir de inmediato a un veterinario es primordial para salvar la vida de nuestro perro.

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.