Sobre mi


Leia Pilar

¡Hola! Me presento en un par de líneas y espero que pronto lo hagas tú poniéndote en contacto conmigo. Mi nombre es Pilar, soy una apasionada de la lectura del género romántico y, desde niña, una chiflada de las máquinas de coser.

Mi primer contacto con la costura fue a la edad de diez años, con la máquina de coser de mi abuela -una Alfa que estaba en casa de mi tía- y de la que tengo unos entrañables recuerdos.

Me encantaba colarme en su hogar y coser en un trozo de retal que transformaba en ropa para mis muñecas, Chloe y Andrea. El olor del horno mientras mi tía cocinaba aún me acompaña cuando me pongo delante de una máquina, cierro los ojos e imagino lo que voy a hacer con esa pieza de tela de la que acabo de enamorarme en la tienda.

Cuando “Leia”, nuestro Shnauzer mini, entró en la familia, quise un collar especial para ella y pensé en crear uno. Decidí que nuestra perrita no podía ser menos que mis muñecas y fui directa a la tienda para buscar el estampado perfecto con el que poder vestir su pelo negro.

Después de realizar los primeros collares para “Leia” me di cuenta de que a las personas que se topaban con nosotras por la calle cuando la sacaba a pasear les gustaban. Preguntaban por ellos, querían saber dónde los había comprado. Pensé en que podría hacerlos para esas mascotas que se cruzaban con la mía a diario. Pensé que esas personas que, como yo, miraban con cariño a sus animales de compañía, tal vez deseaban tener ese detalle especial que tenía yo con mi perrita; un collar hecho a medida para sus pequeños, eligiendo desde el color de la tela hasta la medida. Podrían involucrarse en la creación de un collar totalmente personalizado por ellos mismos.

Desde niña siento pasión por los perros Schnauzers y su incomparable belleza. Fue hace unos años que, buscando una raza de perro compatible con las alergias varias de mis hijos, me decidí por este animalillo de pelo negro y duro, y “Leia” llegó como aire fresco a nuestra familia. Un precioso cachorro llamada “Tajinastes Xtraordinaria” la última de su camada, y sólo con verla el día 1 de noviembre del 2016 me enamoré de ella.

Y, desde ese día, se convirtió en la niña consentida de todos los miembros de la familia. Por ella empecé con este proyecto. Así nació “Los Collares de Leia”, una página de Facebook que vio la luz el 9 de marzo de 2016 y que cinco meses después me hace emprender otro gran proyecto. En el cual nos gustaría que nos acompañaras. ¿Te animas? Ven… que te presento a Leia